Un misil derriba un avión de Malaysia Airlines al Este de Ucrania

Por segunda vez en lo que va de año la catástrofe aérea golpea la línea aérea Malaysia Airlines. Uno avión de la compañía que realizaba el trayecto Amsterdam – Kuala Lumpur fue derribado, según las primeras noticias que llegaron ayer por la tarde, por un misil tierra-aire lanzado desde tierras Ucranianas derribando el Boeing 777 con 298 personas a bordo. Por el momento se habla de que ninguno de los que viajaban en el avión han sobrevivido a dicha catástrofe.

Ayer a media tarde la noticia corría como la pólvora en internet, al principio todo apuntaba a un nuevo accidente aéreo de uno de los aviones de la compañía Malaysia Airlines, la cuál allá por marzo sufrió la pérdida en extrañas circunstancias de otro avión que sobrevolaba el pacífico, y del cual a día de hoy no se sabe nada de su paradero ni del resto de los pasajeros, pero a los pocos minutos la noticia volvía a escena con más información cuando Anton Geráshenko, consejero del ministro del Interior de Ucrania, salía a escena asegurando que el avión había sido derribado por un misil de los insurgentes mediante un sistema antimisiles Buk, clasifincándolo de inmediato como “acto terrorista”. El avión sobrevolaba la zona de conflicto a 10.000 metros de altura.

Las agencias de inteligencia de los Estados Unidos tampoco tardaron en aparecer, llegando a la conclusión de que el avión fue derribado por un misil tierra-aire, pero que aún se desconoce quién lo lanzó y desde dónde. Estas acusaciones vienen siendo afirmadas debido a que se registró en uno de los radares un misil rastreando el avión justo antes de que se estrellara. Acto seguido, la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa informó de que un grupo de sus especialistas partirá hoy mismo a la zona del siniestro para realizar las investigaciones convenientes. Los equipos de rescate ucranianos han encontrado hoy mismo la segunda caja negra del avión de Malayisia Airlines que esclarecerá algo más de lo ocurrido.

Los más conspiranóicos de la red comenzaban sus cábalas sobre el porqué del ataque, y muchos llegaron a la conclusión de que el ataque iba dirigido al presidente ruso Putin, mostrando fotos del avión del presidente ruso comparándolo con el avión siniestrado y dejando clara la similitud del avión en los colores que portaba, lo único que lo diferenciaba eran las letras de la compañía aérea, el resto era prácticamente el mismo. De momento tendremos que seguir esperando noticias sobre lo que se va sabiendo del ataque para esclarecer un poco más lo sucedido.