Panrico se plantea la marca blanca para salir de la crisis

Panrico negocia con el Corte Inglés, Eroski y Día la posibilidad de crear una marca blanca como única solución a la gran crisis que está viviendo el gigante de la bollería y que ayer detallábamos tras el comunicado de sus trabajadores de las fábricas de Madrid y Barcelona de secundar una huelga indefinida.

Carlos Gila, consejero delegado de la compañía propietaria de la marca donuts, esta ultimando un plan industrial y confía que la compañía sea rentable en unos meses. Su mayor objetivo a corto plazo es reducir costes laborales que ascienden a casi 110 millones de euros y que aumentaron un 21% en la etapa de 2010 y 2011.El presidente de la compañía espera que tras reducir 2000 puestos de trabajo, la marca esté preparada para el lanzamiento de una marca blanca.

Otra tarea para hacer solvente la compañía es reducir también la distribución y sus rutas de reparto de las 1900 a unas 600, los productos seguirán llegando a las tiendas aunque no con la misma frecuencia que hasta ahora. Tal y como decía su publicidad “los más frescos del barrio” Panrico contaba con una red de distribución de las más grandes del país, por encima por ejemplo, de leche pascual.

Los trabajadores por el momento están en huelga a la espera de poder cobrar sus nominas y todos los planes para sacar a Panrico de la crisis podrían venirse abajo, tal y como afirman fuentes jurídicas próximas a la dirección, “si paralizan la producción la compañía puede acabr siendo liquidada”. Esperemos que no veamos desaparecer al gigante de la bollería en España. Os iremos informando de todas las noticias de la crisis de Panrico.

panrico se plantea la marca blanca para salir de la crisis