Mercadillos y tenderetes en las calles de Madrid

La Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid siguen haciendo movimientos para favorecer el crecimiento económico y de todos los sectores de la capital, en especial en los comercios. Primero fue la posibilidad a las tiendas de abrir cuando ellos quisieran, dando igual el número de domingos y festivos.

Más tarde, como pudisteis leer en este blog, han sido distintos planes para reactivar Madrid mediante la renovación y construcción de lugares emblemáticos de la capital.

Y ahora, un nuevo giro en la política de los comercios. Mercados como el de San Miguel podrían verse extendidos hasta sus aledaños, ya que el pleno de Madrid ha aprobado la nueva Ordenanza de Dinamización de Actividades en Dominio Público, que permite a los mercados sacar tenderetes a la calle para hacer ferias y actos de promoción. Es decir, que podremos ver ‘nuevos mercadillos’ en las proximidades de mercados ‘cerrados’. Además, se autorizará la venta de alimentos envasados y se cuestionará la posibilidad de nuevas modalidades de venta ambulante.

Desde el lado de los comerciantes, se advierte que su intención no es sacar los puestos de carnicería o pescadería a la calle, sino hacer actividades de promoción para darse a conocer, que conozcan un ‘pedazo’ de lo que se pueden encontrar dentro.

Para realizar estos actos, se deberá pedir permiso con anterioridad, ya que la idea es que la gente disfrute de la calle, y tan solo se harán en ocasiones puntuales y siempre y cuando haya espacio suficiente.

Un ejemplo que podríamos ver a partir de ahora con la permisividad de ahora sería ver puestos con ensaladas o sandwiches alrededor de los campos de fútbol. Además, los puestos de castañas y helados ya no serán estacionales, por lo que podremos ver puestos castañas en pleno agosto o comernos un rico helado en plena calle en el mes de enero.