Los lobbys frenan al coche eléctrico

Desde hace décadas numerosos ingenieros y empresas dedicadas a la fabricación de vehículos han invertido en proyectos de investigación para lanzar al mercado el coche eléctrico perfecto. En la actualidad son pocos los coches eléctricos que podemos ver por nuestras ciudades, y es que según recoge un artículo del El Mundo no hay más de 5000 coches eléctricos en España y parece que las previsiones que se hicieron de 250.000 coches eléctricos para 2014 son más que elevadas.

Por todos es sabido las ventajas que ofrece un coche eléctrico tanto medioambientales como de ahorro de combustibles, pero ¿Por qué no termina de arrancar el coche eléctrico? Si preguntamos a la mayoría de personas que están pensando en comprarse un coche entre los motivos que hacen que un coche eléctrico no sea su elección definitiva son:

  • Su elevado precio: a pesar de las ayudas estatales para este tipo de automóviles el precio sigue siendo considerablemente mayor.
  • El problema de la autonomía: los km de autonomía son muy inferiores a los convencionales con depósito de combustible.
  • Miedo a fiabilidad: como ocurre con todas las tecnologías, los usuarios encuentran pegas a que este tipo de vehículos tenga la durabilidad de los convencionales.
  • Problemas de una red de recarga: son casi anecdótico las estaciones de servicio que permiten cargar coches eléctricos en nuestro país, y nuestras ciudades no cuentan con la infraestructura suficiente para la recarga de estos automóviles.
  • Miedo a lo desconocido: sabemos que el precio del petróleo permanece más o menos estable y a pesar de que el ahorro es de más de 10 euros por cada 100km en vehículos eléctricos los usuarios tienen miedo a una subida en el futuro del coste de la electricidad.

A los miedos de los usuarios se suman la existencia de grupos de presión (lobby) interesados en que el negocio del petróleo no llegue a su fin, aprovechan el recelo de los usuarios ante la novedad de lo eléctrico para evitar el aumento de la demanda de estos vehículos. Y en un mercado regido por la ley de la oferta y la demanda el coche eléctrico esta a un precio demasiado elevado debido a su escasa demanda.

Desde empresas y sectores si esta pensando en comprarse un coche le recomendamos que se plantee e informe bien sobre todas las ventajas que ofrece el coche eléctrico, deje a tras los desconfianzas y ayude a impulsar este mercado que hará más sostenible el planeta y su bolsillo y permitirá a las marcas de automóviles seguir investigando en vehículos sostenibles sin miedo a que sus vehículos nunca circulen por las ciudades.

freno a los coches eléctricos