Los jóvenes no pueden ejercer de lo que estudian

Los jóvenes son unos de los sectores de la población más afectados. Ni estudiando carreras ni teniendo másteres nadie les asegura poder trabajar donde a ellos les gustaría, y es el 54% de los jóvenes trabajan en sitios que requieren menor cualificación que la que han ido adquiriendo a lo largo de sus vidas.
Muchos son los que llegada una edad quieren emanciparse y poder sentirse independientes de mama y papa. Por esto, buscan y encuentran trabajos que requieren menos formación de la que tienen para poder sacarse algo de dinero para en un fututo no muy lejano abandonar la casa de sus padres, aunque no todos lo consiguen. Dos de cada diez jóvenes consiguen independizarse antes de los 30 años.

Las comunidades autónomas que están en cabeza por jóvenes trabajadores en puestos de trabajo que requieren menor formación son Cantabria y País Vasco. Las que menos jóvenes tienen en estas condiciones son Madrid, Cataluña y Murcia.
Si dividimos estas cifras por sexos vemos como el género femenino sufre más esta situación siendo un 60% de las féminas las que trabajan en puestos en las que esta ‘sobrecualificadas’, frente al 54,1% que representa el género masculino.
Para más información consulte el diario nacional El Mundo