La revolución del mercado chino

Xiami es una nueva empresa china dedicada a la fabricación de teléfonos móviles. Lin Bin, presidente de Xiami fundó la compañía tan solo hace tres años en Pekín y en tan solo un semestres consiguió vender 7.000.000 teléfonos móviles y tiene una previsión de facturación de 15 millones de euros.

La formula de esta empresa es que ofrece dispositivos con características similares a la de sus competidores por la mitad de precio, de ahí que haya conseguido hacerse hueco de una manera rápida en un mercado tan competitivo como este.

Antes de lanzarse al mercado, Lin Bin junto con Lei Jun, inversor de la compañía, tuvieron claro que la clave del éxito en este mercado tan complicado de acceder en china, como es el tecnológico, eran tres cosas: software, hardware y servicios en Internet. Otra de las clave del éxito está siendo la participación activa de los clientes en la fabricación de los nuevos dispositivos, a través de las sugerencias que hacen por internet Xiami fabrica los aparatos. Esta es una de las principales diferencias con sus competidores más directos. Como declara Bin Lin, en Apple o Samsumg los clientes no tienen ni voz ni voto.

Xiami quiere expandirse aunque ven como problema, debido a la corta vida de la empresa, hacerse hueco en el mercado occidental ya que en china los teléfonos se compran libres y sin embargo, en occidente están sujetos a una compañía de teléfono móvil, por lo que en China se ahorran un canal de distribución que la sociedad accidental no tiene esa costumbre. Su internacionalización más cercana es conquistar todos los mercados de China y de Latinoamérica.

Para más información consulte el diario nacional El País http://tecnologia.elpais.com/tecnologia/2013/08/02/actualidad/1375458237_371844.html