La gasolina sube un 25% con respecto al año pasado

Un informe de Supervisión de la distribución de carburantes revela que el precio bruto (el precio antes de impuestos menos la cotización internacional) subió un 25% en la gasolina y un 11% en el gasóleo con respecto al mismo mes del año anterior. El informe también muestra que las tres grandes estaciones de servicio que dominan el sector petrolífero en España Cepsa, Repsol y BP tienen precios alienados que van entre 2 y 3 céntimos más caros que las gasolineras independientes.

A pesar de que el precio sin impuesto es uno de los más altos de la Unión, los impuestos de carburantes en España están por debajo de la media europea, pero el precio final ya supera algunos países como Francia a pesar de que los impuestos sobre la gasolina de estos son mayores que en nuestro país.

El gran aumento que ha sufrido el precio bruto ha preocupado al Ministerios de Industria que ha preguntado a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia las razones de esta disparidad, cuando parecía que los precios de los carburantes se habían mantenido estables. Los datos muestran que la competencia en este sector es casi inexistente debido a varios factores como el gran poder que tienen las compañías en el mercado, la supresión de impuesto que tienen algunas Comunidades Autónomas o porque puede haber subido algún coste.