Cierran un proveedor chino de McDonalds y KFC por vender comida en mal estado

Vuelve la polémica sobre los restaurantes de comida rápida, y de nuevo con uno de los mayores proveedores de alimentos para grandes marcas. Esta vez ha sido la compañía alimentaria Husi de Shanghái, la cual provee de carne a cadenas de “fast food” de China como son McDonalds, KFC y Pizza Hut, ha sido cerrada por las autoridades de seguridad alimentaria de la ciudad al ser acusada por una cadena de televisión de vender carne podrida.

Dicha cadena de televisión, en concreto Dragon TV, desveló la noticia afirmando que el proveedor de alimentación estaba falsificando diariamente la fecha de caducidad de las carnes que destinaba a la venta para estas grandes marcas. Uno de los funcionarios de la Administración Municipal de Alimentación y Medicamentos del Gobierno de Shangai, confiró a la agencia Efe el cierre de todas las instalaciones del proveedor Husi para poder llevar a cabo una investigación de manera más eficiente.

El reportaje de Dragon TV dejó claro cómo la firma de alimentos, la cuál procesaba unas 25.000 toneladas de alimentos al año, estaba incumpliendo de manera sistemática todos y cada uno de los controles sanitarios de los productos que manipulaban. En las imágenes emitidas por la cadena dentro de una de sus plantas cárnicas se podía observar cómo los trabajdores de la empresa recogían carne del suelo y la devolvían a la máquina procesadora mezclándola con la carne en buen estado. Se denunciaba también que los famosos McNuggets de pollo de McDonalds que habían sido considerados como no aptos por los controles, volvían a ser metidos en la máquina de procesamiento para ser embalados junto con el resto de carnes que sí estaban en buen estado.

El equipo del programa también pudo comprobar cómo los dirigentes de Husi mandaban un email a sus empleados indicándoles que aumentasen la fecha de caducidad de los productos, en concreto de 10 toneladas de carne de ternera congelada, la cual tenía mal olor y estaba verde por su mal estado. Rápidamente McDonalds y Yum! Brands, la cual controla los restaurantes KFC y Pizza Hut, ya mandaron un comunicado disculpándose al respecto dejando claro que algunos de sus productos podrían no estar disponibles durante algún tiempo en el país debido al cierre de Husi.